Un Magistrado de Morón en el Consejo de la Magistratura

El Dr. Diego Bonanno, Vicepresidente por el fuero Penal de esta Institución, fue designado el pasado 22 de abril, como representante Suplente de los Jueces de Primera Instancia ante el Consejo de la Magistratura de la Provincia de Buenos Aires. Próximo a asumir su cargo el venidero 7 de julio, el Consejo Directivo convocó a los asociados a una primera reunión informativa en donde el Presidente de la Asociación Dr. Fernando Bellido, hizo la presentación del mismo, destacando en la ocasión el camino institucional transitado para alcanzar tan importante logro, tanto como las nuevos objetivos que ello generaba para la institución, a la hora de articular actividades académicas que ayuden a los postulantes a capacitarse frente a los rigurosos exámenes de la Magistratura.
El Dr. Bonanno comenzó la charla agradeciendo a todos los que lo ayudaron a alcanzar este espacio de lucha y elogió a la construcción política de esta institución que impulsó su llegada a la Magistratura. “Este no es un espacio propio, sino un lugar de todos nosotros, por primera vez desde su creación en 1997, Morón va a tener una voz propia en el Consejo de la Magistratura. Lo importante será entonces honrar el espacio con transparencia institucional a la hora de fijar los posicionamientos en el proceso de selección de los mejores” afirmó.
Destacó entonces que el proceso de selección, conforme lo establece la Constitución de la Provincia de Buenos Aires en su art. 175 y la ley de creación del Consejo de la Magistratura, en sus arts. 17 y 23, establece un mecanismo que parte de la aprobación de la prueba de oposición, además de otra serie de requisitos sobre los cuales se hace necesario un amplio debate, pues su valoración hace al proceso de selección de los mejores. Ninguna duda puede quedar que la defensa de la carrera judicial y la independencia del poder político son los pilares fundacionales de nuestro asociacionismo y que por ello “La llegada al Consejo de la Magistratura implica replicar estos principios transparentando el mandato que así lo consagre”.
Reflexionó sobre decenas de hechos públicos y notorios que indican que “el actual proceso de selección debe ser perfeccionado, y que con seguridad ello será un camino largo, pero necesario”. En tal sentido, agregó que los principios rectores deberán surgir de un profundo debate que comience entre los miembros del poder judicial, para poder luego trasladarse a los restantes componentes del Consejo de la Magistratura.
Sin embargo, como primer objetivo, el Magistrado electo precisó que la tarea “institucional” debía sentarse en el apoyo irrestricto a los asociados en su tránsito en el Consejo de la Magistratura. Que en tal sentido, si bien resultaba muy importante la facilitación de los trámites de inscripción, en el futuro debían analizarse otras cuestiones que hacen a ello, como superar situaciones estresantes tales como el transporte el día del examen, o bien el alojamiento la noche previa al mismo.
Además, propuso “ofrecer al asociado las comodidades de nuestra institución como lugar de estudio, fomentar la formación de un grupo de aspirantes que se convoquen a intercambiar experiencias y conocimientos, acompañados por académicos que puedan guiarlos a la hora de preparar el examen”.
Finalmente, centró su convicción en que la formación de un “Consejo Asesor Departamental” que funcione bajo la convocatoria de esta Asociación, sería la herramienta adecuada para desarrollar este ideario como su seguimiento.
“La propuesta de esta institución y la mía es sentarnos a trabajar. Yo voy a construir acuerdos, no basados en mi opinión personal, sino con el respaldo de todos. Debemos crear un órgano que facilite la participación de los Asociados y que fundamentalmente muestre la transparencia de esta Asociación y sea representante a la hora de rendir cuentas por su actuación frente al Consejo de la Magistratura”.

Compartir publicación