HOY SE CONMEMORA EL 230° ANIVERSARIO DEL PARTIDO DE MORÓN, CABECERA DE NUESTRO DEPARTAMENTO JUDICIAL.

Un poco de Historia:

Morón fue por muchos años un asentamiento que evolucionó, y si bien no hay una fecha precisa fundacional del lugar, se tomó el 5 de octubre el Día de Morón.  Se festeja entonces la festividad de la Patrona principal, la Inmaculada Concepción del Buen Viaje, advocación de la virgen de la Capilla de Morón, posta del camino hacia el interior del territorio.

Tras la fundación del puerto y pueblo de Buenos Aires por Pedro de Mendoza en 1536, Juan de Garay en 1580 refundaba la misma ciudad. Este repartió tierras entre sus compañeros, en los que figuraba un tal Juan Ruíz que recibe 3400 varas de terreno entre la ciudad y los pagos de Luján. Juan Ruíz fue el primer terrateniente de estas tierras que hoy llamamos Morón.

Cuenta la historia de un antiguo oratorio entre la actual iglesia de Morón y el arroyo (hoy esquina de la calle La Roche y Buen Viaje) que recibía los rezos de los viajantes de la época.

Esta ciudad sirvió como defensa, una guardia próxima a la Capital para dar voz de alerta, contra los indómitos aborígenes, que tenazmente contrariaban el arraigo de la población. Luego del fortín, vino la posta del “camino real”, tanto para ir al Alto Perú como para dirigirse a Chile.

Ahora bien, ¿de dónde viene el nombre de Morón? Hay dos sentencias. La primera: Por los años 1685 el Capitán Diego Morón recibe por estos lados una fracción de tierras y sus hijos alrededor de 1710 instalan en la cañada de Juan Ruiz junto al arrollo un molino. La segunda: Hace derivar el nombre de la configuración del terreno, pues Morón significa “montecillo de tierra”, de ahí también la palabra desmoronarse. En el medio de la pampa porteña, Morón asumía la importancia geográfica de una regular colina. Si bien la primera sentencia tiene prueba y documentación, la segunda tiene mucha parte de verdad y fundamento.

La riña de gallos era un entretenimiento clásico en la época colonial. El pueblo de Morón se hizo famoso en ese divertimento ya que lo siguió jugando pese a que las autoridades lo prohibieron. “Como el gallo de Morón”, fue la frase que a partir de una simple competencia se ganó la aceptación entre la gente. Con el tiempo se aplicó entre los bravos gauchos del lugar y por extensión a todo hombre de campo de carácter gallardo y pendenciero.

Morón, fue escenario de la batalla de caseros. La Villa de Morón había visto desfilar federales y unitarios y hasta la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción del Buen Viaje llegaron el estallido de la metralla y el retumbar de los cañones del ataque de Caseros.

Ya por los años 80 del siglo XIX, Morón fue candidata a ser la capital de la Provincia de Buenos Aires, por su infraestructura, geografía, habitantes profesionales y crecimiento demográfico y económico.

El primer intendente fue Gregorio de Laferrere en 1891. En 1962, la iglesia de Morón fue proclamada Catedral Basílica por el Papa Juan XXIII. En el Siglo XIX el juzgado de Paz funcionó en la sede Municipal (Actual edificio de la Secretaría de Desarrollo Social). Los Tribunales de Morón se trasladaron a su nueva sede en 1988. En 1994 se crearon y se desprendieron de Morón los partidos de Ituzaingó y Hurlingham. Hoy en día las localidades que comprenden el partido de Morón son: Morón, Castelar, Haedo, El Palomar y Villa Sarmiento.

Para finalizar, como dice la leyenda del Escudo Municipal de la Ciudad y Partido: “surgit Morón et nos secum fert” (Surge Morón y nos eleva).

Fuentes:

Juan Antonio Presas “Nuestra Señora del Buen Viaje” Morón. Año 1972.

Datos históricos del Honorable Concejo Deliberante de Morón.

Compartir publicación