COMUNICADO DE PRENSA DEL COLEGIO PROVINCIAL

La Plata, 18 de marzo de 2020

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, expone que, a pesar de las disposiciones y medidas adoptadas hasta la fecha por la Comisión para el Seguimiento y Control de la Situación Epidemiológica, de la que forma parte, la situación del fuero de Familia en toda la provincia es grave y acuciante, por lo que deben adoptarse medidas especiales.

La mayoría de los expedientes que allí tramitan, entre los cuales están los de protección contra la violencia, las internaciones y los abrigos, resultan de tramitación urgente. En algunos departamentos judiciales de nuestra provincia solamente existe un juzgado; en otras, se centralizó toda la actividad también en uno solo: los jueces a cargo debieron despachar aproximadamente 400 expedientes urgentes en el día de ayer.

Los horarios se extendieron de 7:30 a 17:00hs., con atención a gran cantidad de público. El contacto entre las personas amontonadas resulta altamente peligroso y contrario a las recomendaciones oficiales y sanitarias. A esto debe añadirse que no hay provisión de alcohol en gel u otra variante análoga y no se cuenta con personal de limpieza que satisfaga la demanda de higiene necesaria.

Paralelamente, se expresan voces que amenazan con denuncias contra magistrados y funcionarios que promuevan la presencia de empleados en las oficinas.

Las presentaciones electrónicas son excesivas. Ello genera un caudal enorme que impide separar lo urgente, lo importante y lo aplazable. Como corolario, se atenta contra la posibilidad de atención de los asuntos de urgente despacho.

Los funcionarios y los magistrados se ven absolutamente sobrepasados por esta combinación de circunstancias y se exponen en mayor medida al peligro de contagio y, por lo tanto, de convertirse en potenciales fuentes de transmisión del virus a las personas que atienden.

Muchos de los magistrados se encuentran en la situación de las excepciones reglamentariamente dispuestas, lo que sobrecarga la tarea –enorme, loable, pero claramente insostenible en el tiempo- de aquellos que concurren a desempeñar las funciones.

Es necesario considerar esta situación mediante un anexo o protocolo especial para dicho fuero. Habilitar medios tecnológicos (celulares, uso de Internet, firma digital, atención telefónica desde los domicilios), restricción o prohibición de presentaciones electrónicas postergables.

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, hace esta exposición y este exhorto para que esta situación sea atendida y resuelta con la debida prioridad y urgencia.

Compartir publicación